rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

¿Cómo ECOutilizar el frigorífico?

La nevera es el electrodoméstico que consume más energía en nuestro hogar porque su uso es ininterrumpido. Funciona las 24 horas del día y consume un 30% del total de  la electricidad de una vivienda consumida por los electrodomésticos.

  • Comprar la combinación (clase, consumo y capacidad) según las necesidades del hogar. Calcular aproximadamente 200L de capacidad para 2 personas y un suplemento de 50L por cada persona de más. Cada 100 litros de capacidad el consumo aumenta más de 14€ al año.
  • Considerar la posibilidad de escoger una nevera del tipo Greenfreeze, con descongelación automática, con congelador integrado y  de máxima eficiencia.Escoger una nevera de clasificación energética A+++ Son las que permiten ahorrar más energía y dinero a largo plazo. Aunque este tipo de electrodoméstico requiere de una inversión inicial mayor que otros modelos. Esta cantidad se amortiza en un breve periodo de tiempo porque el nivel de ahorro es alto.
  • Mejor si dispone de compresor con tecnología Inverter.
  • En general, mientras más grande sea la nevera, mayor es su consumo de energía. Pero una nevera grande consumirá menos energía que dos más pequeñas con el mismo volumen total, o una nevera más pequeño con un congelador separado.
  • Evite comprar neveras usadas o de baja calidad, puesto que lo que logre ahorrar en la compra, lo gastará al pagar la energía desperdiciada por el electrodoméstico.
  • Colocar la nevera lejos de cualquier fuente de calor (radiador, horno, cocina, etc.), proteger de la radiación solar directa y no colocar en espacios calefactados. Si la instalamos en un lugar inadecuado puede suponer un consumo eléctrico extra del 15%.
  • Dejar una distancia mínimo de 5cm. a su alrededor para una buena circulación del aire.
  • Ajustar el termostato en función de la temperatura ambiente. La temperatura ideal es entre 3 y 5ºC. Cada grado de refrigeración inferior aumenta el consumo en un 6%. El descongelado a -18ºC.
  • Mantener la puerta cerrada y cuidar que no quede entreabierta. La nevera trabaja eficientemente cuando se abre lo menos posible.
  • No introducir alimentos calientes. El aparato gastará más energía para enfriarlos. Mejor que se enfríen fuera. En cambio sí que es recomendable descongelar los alimentos en el interior de la nevera para tener ganancias de frio.
  • Mantener los alimentos cubiertos; puesto que así se evita la acumulación de humedad en el interior.
  • La organización de los alimentos también es fundamental. Lea detalladamente las instrucciones de su nevera. Cada tipo de comida tiene su espacio. Las verduras deben alojarse en los cajones específicos, que además son cada vez más avanzados y permiten doblar su tiempo de conservación gracias a las características especiales de humedad y temperatura.
  • Intentar que la nevera esté, al menos, a 2/3 de su capacidad. Se trata de evitar que el aire caliente entre en  espacios libres.
  • Mantenga el congelador lo más lleno posible, pues los alimentos congelados ayudan a conservar el frío. Si en un momento dado no hay suficientes alimentos para poner en el congelador, llene con agua algunos recipientes, tápelos e introdúzcalos en el mismo.
  • Mantener limpia la parte posterior de la nevera, donde se encuentra el condensador, y la parte inferior en contacto con el suelo para un adecuado flujo del aire. La acumulación del polvo reduce el rendimiento del refrigerador y aumenta el consumo de energía eléctrica.
  • Mantener limpias las rejillas delanteras y traseras y no colocar objetos que obstruyan la circulación del aire.
  • Evitar que se hagan capas de hielo gruesas que obturen el evaporador. El hielo es un aislante térmico y dificulta la transmisión del frío. Recomendamos descongelar cuando la capa de hielo tenga un grueso de 1 cm o superior. Los modelos “no frost”, evitan la formación de hielo y escarcha.
  • Revisar las juntas de estanqueidad de las puertas para asegurar que cierran herméticamente. Para comprobar se puede colocar una hoja de papel al cerrar la puerta; si la hoja se desliza con facilidad al intentar retirarla, significa que las juntas están en mal estado y es necesario cambiarlas.
  • Si nos ausentamos de casa una temporada, mejor desconectar el aparato y dejar las puertas entreabiertas.
  • Contratar una comercializadora de energía verde. (Ver entrada anterior: ¿Electricidad verde?)
  • Ajustar la potencia contratada a las necesidades reales de nuestra vivienda.
como-ECO-utilizar-mi-nevera-rene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No utilizaremos los datos proporcionados en este formulario para añadirlo a ninguna lista de correo. Puede consultar aquí nuestra Política de privacidad y protección de datos.