rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

¿Cómo ECOutilizar la lavadora?

La lavadora es el electrodoméstico que consume más energía después del frigorífico. El 90% de su consumo es para calentar el agua y además consume alrededor de un 14% del agua empleada a casa.

Poner una lavadora supone un consumo de entre 60 y 90 litros de agua. Según un estudio realizado por el departamento de Medio ambiente de Barcelona, cada familia repite este gesto entre 5 y 10 veces por semana.

  • Comprar la combinación (clase, consumo y capacidad) según las necesidades de tu hogar.
  • Escoger una lavadora de clasificación energética A+++ y todavía mejor si es A+++-70%. Son las que permiten ahorrar más energía y dinero a largo plazo. Aunque este tipo de electrodoméstico requiere de un gasto inicial más alto que lo otros modelos, esta cantidad se amortiza en un periodo breve porque el nivel de ahorro es alto.
  • Considerar la posibilidad de escoger una lavadora bitérmica, con doble entrada de agua, en el caso de que se hagan lavados a alta temperatura con frecuencia. El precio inicial es ligeramente superior pero tienen un menor consumo de  electricidad. Si la producción de agua caliente sanitaria es mediante la corriente eléctrica no es recomendable el uso de estas lavadoras.
  • Conviene puntualizar que aquellas lavadoras que tienen la carga frontal, es decir, la puerta está situada en la parte delantera, también son más eficientes en relación con el ahorro que aquellas que tienen la carga en la parte superior.
  • Lavar la ropa cuando realmente esté sucia y recuperar la tradición del delantal en casa, especialmente con los pequeños de la casa. (Ver entrada anterior Menos lavadoras más delantales)   Las coladas se pueden reducir a la mitad.
  • Revisar bien los bolsillos de cada pieza para evitar que se cuele alguna moneda y  botones sueltos. Estos sencillos gestos evitarán más de una avería futura en la lavadora.
  • Antes de introducir una pieza en la lavadora es muy recomendable frotar con jabón sobre la manchas más secas que difícilmente se quitarán con un solo lavado. Con este gesto, también se reduce la necesidad de utilizar programas con alta temperatura.
  • Llenar la lavadora pero sin sobrecargarla. Un exceso de carga disminuye la calidad del lavado y reduce su durabilidad. Hay modelos con controles de carga que permiten hacer lavados eficientes con menos cantidad de ropa pero los ratios de mejor nivel de eficiencia energética se consiguen a cargas completas. Recomendamos consultar el manual de instrucciones para saber el peso máximo en cada lavado.
  • No utilizar programas de alta temperatura. Con un programa de 90ºC se consume 4 veces más energía que con un programa a 40ºC. Con agua fría podemos ahorrar cerca de 254kg de CO2 el año. No siempre los programas cortos son los que menos consumen. Recomendamos consultar también el manual de instrucciones.
  • Aplicar la dosis de detergente adecuada es muy importante. Un exceso de detergente aumenta el consumo de agua notablemente. La lavadora tiene que realizar más aclarados. Consultar las recomendaciones del fabricante del detergente. Hay lavadoras con dosificación automática de detergente.
  • Procurar conectar la lavadora en las horas de descuento si se ha contratado la tarifa nocturna. Algunas máquinas tienen programación horaria diferida.
  • Las máquinas actuales no suelen apagarse al acabar el programa. Se quedan en manera de espera, lo cual ocasiona un gasto innecesario. Por lo tanto conviene apagar manualmente.
  • Si tienes que hacer varias coladas, hazlas seguidas, porque la lavadora estará todavía caliente por dentro, lo cual ahorrará producir calor utilizando la resistencia eléctrica.
  • Mantener los filtros limpios. La lavadora funcionará mejor y gastará menos energía Unos filtros sucios con cal pueden aumentar el consumo de energía hasta 20% durante el lavado.
  • Limpiar el interior de la máquina regularmente con productos específicos que existen en el mercado o introducir un litro de vinagre blanco en el tambor y programar con un lavado a temperatura mínima de 60ºC.
  • Contratar una comercializadora de energía verde. (Ver entrada anterior: ¿Electricidad verde?)
  • Ajustar la potencia contratada a las necesidades reales de nuestra vivienda.
  • Colgar la ropa enseguida (después de la colada), para ahorrar también en el planchado.
  • Minimizar el uso de la secadora, secando al aire libre. (Ver entrada anterior: ¿Qué secadora me recomendáis?)
  • Utilizar detergentes ecológicos y biodegradables.
como-ECO-utilizar-mi-lavadora-rene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No utilizaremos los datos proporcionados en este formulario para añadirlo a ninguna lista de correo. Puede consultar aquí nuestra Política de privacidad y protección de datos.