rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

El poder de la madera, Yakisugi

“Uno de los materiales que vuelven con bastante poder en el mundo de la construcción y la rehabilitación es la madera. Su impacto se reduce mucho si nos aseguramos que proviene de bosques gestionados FSC, próximos a casa y sin protecciones químicas. Entonces, ¿cómo conservarla? ¿cómo evitar su degradación? Es un material orgánico. Hoy lo trataremos con nuestra experta en Biología de la Construcción, Silvia Ferrer Dalmau”. Introducción de Pilar Sampietro en la entrevista para el programa Vida Verda, emitido el martes 9 de febrero de 2021 a Rne4.

1. La madera es un material en el que nos sentimos bien. ¿Por qué tenemos esta empatía??

La madera presenta diversidad cromática dentro de sus gamas de marrones. Al tacto, tiene una textura agradable y su temperatura superficial, más bien cálida, nos transmite confort. Es un material aislante acústicamente que también influye en la percepción del confort, el olor es agradable, etc. Como cualquier elemento de la naturaleza, despierta nuestros sentidos ¡Nos hace sentirnos vivos!

2. ¿Cómo protegerla? En estos últimos 50 años hemos utilizado la palabra “impermeabilizar”, ¿no sería muy correcto entonces??

Los elementos que configuran la piel de un edificio, deben ser transpirables y  capaces de regular la humedad. Aplicando materiales plásticos, impermeabilizamos nuestra tercera piel, incrementando el riesgo de humedad interior y materiales que se deterioran.

Volviendo a la madera lo último que tendríamos que hacer es tratarla con productos químicos. Muchos de ellos ya han causado muchos problemas de toxicidad. Así como exigimos una buena gestión forestal a la madera que compramos, también tendríamos que exigir una buena comercialización. Comprar madera húmeda es siempre un riesgo. La humedad ideal tiene que ser inferior a 18%. Además hay que escoger el tipo de madera adecuada para la aplicación deseada y hacer un diseño constructivo correcto para evitar la humedad en la obra. Las uniones serán claves para proteger la madera.

La madera es un material orgánico que puede ser atacada por hongos, insectos y el fuego. La protección química no es casi nunca necesaria si se aplican medidas preventivas en el diseño. Concepto que me sorprendió mientras estudiaba el Máster de bioconstrucción.  Las deficiencias constructivas no deben de compensarse con productos químicos ¡Hace falta una buena construcción! Antes la madera no se impregnaba con nada. Es aproximadamente alrededor del 1950, cuando empieza la dudosa práctica de utilizar cualquier tipo de veneno para hongos e insectos en el ámbito doméstico. Existen muchos elementos arquitectónicos hechos con madera no tratada que todavía se conservan, a pesar de haberse construido hace más de 800 años.

3. Habéis empezado a experimentar con el cuidado de la madera, gracias a los bancales que estáis haciendo en vuestro huerto.?

También construyendo los muebles del interior de la masía, donde aplicamos aceites vegetales Livos. Con el huerto es más complicado. Estamos experimentando con una solución constructiva muy expuesta a la humedad que no se ajusta a ninguno de los principios de la buena construcción: Empotrar o enterrar parte de la madera en la tierra no sería una solución constructiva adecuada. La madera a pesar de estar seca está expuesta a la humedad permanente.

Un amigo visitó nuestro huerto donde estábamos levantando un primer bancal de madera y nos dijo que pensáramos en protegerla para alargar su durabilidad y optimizar el esfuerzo que estábamos aplicando para construirlos. Analizamos varias opciones como sustituir la madera por otro material y/o aumentar su grosor. Más  centímetros, más durabilidad pero también una inversión económica más alta. Los tablones de madera de 2,5 cm. sin tratar que estábamos utilizando calculábamos que nos podrían aguantar máximo 3 años.  Nos cuestionamos, incluso, dejar de hacer bancales. Estamos haciendo huerta ecológico y no queríamos añadir nada que pudiera comprometer la tierra, los bichos y nuestros futuros alimentos. Tratar la madera con un producto químico o impermeabilizar los bancales con un tejido plástico estaban descartados de inicio. Un carpintero y amigo, Manu de Biofusteria, nos habló del sistema japonés de protección de la madera Yakisugi y decidimos a experimentar. Incluso sabiendo, cómo he dicho al principio que no estamos aplicando una solución constructiva adecuada. Ningún material se puede considerar eterno ¡Hay que cuidar siempre! ¡Si conseguimos duplicar los años ya habrá sido un éxito!

4. ¿Cómo funciona el Yakisugi? ?

“Yaki” significa calentar con fuego y “Sugi” es el nombre común del cedro japonés, una especie endémica del Japón. Quemar la madera para mejorar su durabilidad es una solución práctica, versátil y económica. Un acabado excelente para revestimientos de madera al exterior que hace más de un siglo que se emplea en Japón. La técnica de la chimenea era el método tradicional para quemar la madera. Actualmente, a nivel casero, se utiliza un soplete de mano grande (con un pequeño se hace lento y pesado) y a nivel industrial se utilizan hornos especiales. Nosotros estamos quemando al fuego vivo aprovechar la energía de la quema controlada de madera de la poda de este invierno . Es más difícil de controlar la homogeneidad de la capa carbonizada. Una vez se quema se limpia con agua. Nosotros dejamos expuestos los negros tablones a la intemperie para que la lluvia que hemos tenido los limpie. También los cepillamos un poco. Podemos obtener varios acabados en función del raspado que queramos hacer. Nosotros lo estamos dejando basto. Generalmente se utiliza un cepillo de alambre. Puede omitirse este paso o realizarse una o varias veces, consiguiendo diferentes texturas. Para rematar se aplica una capa de aceite o cera. Nosotros también omitimos este paso.

5. ¿Qué supone por la madera? ¿Cómo puede ser que un elemento que la destruya pueda también ser un elemento conservador??

Durante el proceso de carbonización de la madera, la celulosa de la capa externa se quema mientras que la lignina permanece. Al desaparecer la celulosa, sustancia de la cual se alimentan los organismos xilófagos, las piezas de madera ya no gustan tanto a los “bichitos”. Además repele el agua y reduce la degradación solar.

el-poder-de-la-madera-yakisugi-rene

[Fancy_Facebook_Comments]
Abrir Whatsapp
Whatsapp
¡Hola! ¿Podemos ayudarte?