rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

Cocinar una casa saludable

¡Nos encanta la cocina! ¡También a muchos de nuestros clientes! Por esta razón, utilizamos como modelo de divulgación de la casa saludable, la alimentación saludable tal como expusimos en nuestra entrada anterior Espacios saludables como platós saludables. Una casa saludable se cocina como un plato saludable. Hoy queremos explorar los ingredientes o materiales con los que deberíamos construir una casa saludable.

En otra ocasión, hablamos del concepto Casas como árboles para explicar la necesidad construir fomentando la economía circular. Así como en la cocina, los alimentos no digeridos y sobrantes se degradan y reutilizan como compost, una casa cuando finaliza su vida útil debería “compostarse”. Todos los materiales deberían reutilizarse como materia prima.

Necesitamos escoger bien los materiales para «cocinar» una casa saludable: materiales naturales y no adulterados, sin olor o de olor agradable, que no emitan sustancias tóxicas, de baja radiactividad y procedentes preferiblemente de la región y que no favorezcan la explotación abusiva de materias primeras escasas o peligrosas.

¿Qué ingredientes deberíamos evitar? Los materiales sintéticos derivados del petróleo como el PVC. El objetivo sería construir edificios no plastificados. Ahora que se habla tanto de reducir el consumo de plástico también es importante recalcar que el plástico está muy presente en forma de láminas impermeabilizantes, tuberías, aditivos, laminas aislantes, pinturas, ventanas etc…

¿Qué ingredientes naturales podemos escoger?

La luz es imprescindible en una casa saludable.  La luz tiene que invadir los espacios y si no llega tendremos que reproducirla con sistemas artificiales que se asimilen lo más fidedignamente a la luz natural.

El verde es otro material imprescindible dentro y fuera de una casa saludable para contribuir, entre otros muchos beneficios, en la purificación del aire interior o exterior. Bien mediante fachadas o cubiertas verdes, bien ajardinando en mesas de cultivo o en macetas. Otro recurso fácil y sencillo sería germinar semillas en casa para incrementar el verde en la decoración interior.

Madera en todos sus formatos (tablas, tablones, vigas, chapas, listones, fibra etc.) Desde maderas macizas hasta tableros tricapa u OSB. Los tableros de aglomerado no se aceptan en bioconstrucción por el alto porcentaje en colas.  De madera hay de muchos tipos pero deberíamos asegurarnos de que provienen de extracciones sostenibles (sello FSC y PEFC) A la hora de escoger las maderas nos dejamos asesorar por el ebanista o el oficial carpintero en función de su uso y siempre priorizando maderas de proximidad. Las trataremos con aceites naturales.

Paja, en balas prefabricadas o no, para la construcción de cerramientos. Un material olvidado y recuperado que tiene otros usos menores como ligante en revestimientos de acabado.

Caña Nos enamoran las construcciones efímeras de Canyaviva que han sabido dar un uso estructural a un material que estaba infravalorado. Su uso prácticamente estaba destinado a la horticultura para hacer crecer las tomateras.

Bambú En otras latitudes se hacen virguerías con el bambú. Aquí se trabaja sobre todo en forma de pavimento. Cada vez hay elementos decorativos y utensilios de bambú pero… ¡Ojo a los ligantes que se utilizan para unir las virutas de bambú! Evitar derivados del petróleo.

Cestería a gran escala También nos enamoran los cerramientos de PontdeQuerós que aplican el artesanal oficio de cestería en sauce a gran escala para resolver desde cerramientos en la edificación hasta elementos decorativos como lámparas y otros objetos de interior.

Otros: corcho, lana, celulosa, algodón, goma natural, cáñamo, fibra de coco, lino, ratán en todos sus formatos. Os recomendamos echéis una ojeada al libro Vivir sin Petróleo, el gran libro de los recursos vegetales. Muchos elementos decorativos sintéticos pueden ser substituidos por elementos fabricados a partir de fibras naturales para todos los elementos de decoración interior.

Generalmente los materiales minerales provienen de canteras pero también pueden provenir del reciclaje. ¡Ojo a los que provienen de otras industrias que pueden contener trazas tóxicas!

En general es recomendable testar los materiales minerales procedentes de la tierra para descartar futuros problemas de radioactividad.

Entre los materiales minerales encontramos la piedra natural (granito, pizarras y mármoles), conglomerantes inorgánicos (cementos, yesos y cal), orgánicos (resinas y polímeros), materiales cerámicos y vidrio, en todos sus formatos. También estarían los metales pero en biconstrucción intentamos minimizar su uso.

Muros de piedra seca o no. Muros de arcilla en forma de tapia, adobe, cob, etc. Muros cerámicos, vistos, revestidos, etc. Muchas técnicas se están recuperando hoy en día para construir muros estructurales y de cerramiento a partir de los materiales del lugar.

¡Ojo con cementos y yesos! Los últimos años se han tecnificado y se han incorporado muchos aditivos que aceleran su secado, entre otros. No nos queda más remedio que preguntar e informarnos. Comcal es una empresa que ha recuperado el uso tradicional de la cal. Si tenemos que usar cemento, como mínimo que sea el blanco, que lleva menos cargas tóxicas.

Los polímeros naturales, como el caucho, se utilizan como barreras impermeabilizantes. Existen cada vez más, resinas y polímeros, elaboradas a partir de derivados de productos naturales pero posiblemente todavía no al 100%.

El vidrio se fabrica a partir de arena y esta empieza a ser un recurso en peligro de extinción ¡Un gran problema en la construcción! Sino visualizar este documental que hace años presentó la noche temática: La guerra de la arena

ingredientes-para-cocinar-una-casa-saludable-rene