rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

Nuestro modelo, ¡la naturaleza!

En René impartimos asesoramientos en hogar saludable basados en una arquitectura respetuosa con el medio ambiente y con las personas, una arquitectura que se inspira en la naturaleza y se conoce como Bioconstrucción:

1-¡No construimos en cualquier sitio! Así como un territorio no es apto para todas las  especies, también hay lugares no aptos para el desarrollo humano. Es necesario sentir las radiaciones naturales mediante radiestesia y organizar los espacios de descanso para que no coincidan con una zona geopatógena.

2-En un lugar contaminado hay muchas especies que no proliferan por eso en bioconstrucción nos alejamos de las fuentes de contaminación y de ruido ¡Incluido las radiaciones artificiales!

3-Así como las plantas se orientan al sol para captar su energía y sintetizarla en forma de nutrientes, la bioconstrucción impulsa diseños bioclimáticos que nutren la casa con la radiación directa o pasiva del sol minimizando la necesidad de recurrir a fuentes de energía adicionales y favoreciendo la salud de sus habitantes ¡Viviendas que dialogan con el clima del entorno!

4- Si el cerebro humano se conformó hace unos tres millones de años para vivir en la sabana, rodeado de luz, cielo y naturaleza ¿por qué vivimos en jaulas ortogonales, repetitivas y muchas veces oscuras? La vida no nos programó para vivir encerrados en espacios reducidos, diminutos, alejados de la vida natural. Promovemos espacios con alma que sirven de hogares para la protección y el crecimiento. «Un piso ondulado es una melodía para los pies”, escribía Hundertwasser, arquitecto austríaco ¡Cuanta verdad en sus palabras! Lástima que su obra no haya tenido la repercusión que se merece.

5-Los patrones matemáticos dirigen muchas formas en la naturaleza que dan lugar a formas muy bellas. ¡Formalizaremos los espacios respetando estas proporciones armónicas!

6-Construyamos las casas como árboles de manera que al final de su vida útil sus desechos puedan descomponerse y volver a convertirse en recursos para construir una nueva. Para ello, los materiales deben ser de origen natural: libres de toxicidad, radioactividad, biodegradables, higroscópicos, naturales y permeables al vapor. Mejor si son de proximidad y no procesados. Evitar materiales contaminantes y de alto coste energético.

7-Los nidos de avispas, con su envolvente de varias capas, están térmicamente muy bien aislados, los osos polares y las focas están envueltos de una masa térmica que los aclimata a los fríos polares. Nuestras cases también deben abrigarse para soportar los meses de frío de nuestras latitudes. Es importante crear envolventes bien asiladas.

8-El sonido de las gotas de lluvia (35 db) sería el recomendable en el interior de nuestras viviendas” ¡El silencio es fuente de salud!

9-La vida en la tierra se sustenta gracias al calor que recibe en forma de radiación del gran sol por eso en bioconstrucción la calefacción más saludable es aquella, que como el sol, nos caliente en forma de radiación. Además, en la naturaleza encontramos diferencias de temperatura entre espacios con sol, sombra, viento. Estos contrastes térmicos deben reproducirse en la el interior de nuestras viviendas porque fortalecen nuestro sistema inmunitario. ¿Quieres saber más de calefacción saludable?

10- ¿Quién no se siente liberado tras una estresante jornada cuando camina descalzo por un campo de hierba fresca? Nuestras casas deberían descargar el exceso de energía a tierra para no saturar el ambiente de cargas electroestáticas y contribuir a reducir  el electrosmog interior que solo incrementan nuestro estrés. Debemos aprender mucho todavía para realizar instalaciones biocomplatibles que permitan la compatibilidad del uso de las tecnologías eléctricas en el interior de las viviendas. Así  como tomar el sol es esencial para mantener la salud del organismo, pero hay que evitar una exposición continuada a determinadas horas del día, debemos tomar las mismas medidas de protección frente a las radiaciones originadas por las conexiones eléctricas. Todos los seres vivos son estructuras bio-eléctricas. La vida ha evolucionado con niveles insignificantes de radiación electromagnética. Con las nuevas tecnologías los niveles aumentan hasta 10.000.000 veces  el promedio natural.

11-El sol es la mejor bombilla, la más eficiente y la más saludable. Nuestras casas deberían utilizar la energía directa del sol para iluminarse y nosotros adaptarnos a los ritmos día-noche para respetar los ritmos circadianos, descansar bien por la noche y regenerarnos. Si no llega la luz al interior de nuestra vivienda, la tonalidad predominante de la iluminación artificial por la mañana debería ser el azul y por la tarde el rojo imitando la luz natural del sol.

12-Deberíamos captar el agua necesaria que requiere nuestro hogar, como las plantes captan el agua del subsuelo para crecer  y alimentarse. Sistemas de recogidas de aguas pluviales y el reciclaje de aguas grises empiezan a introducirse en nuestros hogares pero el agua que atraviesa las cañerías de nuestras casas continúa saliendo más contaminada. Con la defecación solo contribuimos a empeorar la calidad del agua depurada que deja nuestro hogar ¡Defecar en el agua depurada es insostenible! En Bioconstrucción muchas viviendas implantan el wc seco, un sistema de sanitario todavía poco desarrollado que evita que la defecación contamine las aguas depuradas.

13- Recordemos que  nuestros hogares son privados pero los espacios públicos, los bosques, las calles, las plazas, las montañas, las playas son nuestro jardín común que debemos cuidar tanto como el interior pero sin ensuciar. Desinfectando nuestras casas con productos tóxicos, ensuciamos el jardín que deja de florecer  ¡Contribuyamos a que esta tierra se convierta en un paraíso!

nuestro-modelo-la-naturaleza-rene