rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

Precauciones frente LF

LF (Low Frequency) son las siglas en inglés para las bajas frecuencias. Las bajas frecuencias son un tipo de onda electromagnética. Hay muchos tipos de ondas electromagnéticas (visibles, infrarrojas, ultravioletas, etc.) pero hoy vamos a centrarnos solamente en las de baja frecuencia.

Las ondas electromagnéticas de baja frecuencia se producen por  la generación, transporte y distribución de la electricidad desde las plantas generadoras hasta el uso doméstico. También por las líneas de alta, media y baja tensión, subestaciones, eléctricas transformadores.  Los cables eléctricos, aparatos que utilizamos en nuestros hogares y lugar de trabajo como ordenadores, electrodomésticos, camas articuladas, lámparas, cocinas, bombillas, etc. generan también campos eléctricos y magnéticos de baja frecuencia.

En una entrada anterior ¿Qué es el electrosmog? Realizamos una aproximación a la problemática de la contaminación electromagnética y las consecuencias las reflejamos en otro artículo ¿Qué es la SQM, EHS y SEE? La hiperelectrosensibilidad es una de las enfermedades ambientales emergentes cuya causa es el electrosmog. En la entrada electrodomésticos y CEM abordamos un caso concreto.

Nuestro objetivo siempre es divulgar, informar y asesorar en salud. Especialmente en la salud de los espacios donde dormimos, descansamos y trabajamos. Las instalaciones eléctricas de nuestros hogares (baja tensión-220v), los cables eléctricos,  etc. generalmente tienen un mal diseño, toma de tierra insuficiente, por lo que es necesario tomar ciertas medidas de precaución.

Una medida de precaución genérica y válida para siempre es respetar la distancia de seguridad. Las radiaciones disminuyen su intensidad con la distancia por lo que siempre será válido: ¡Alejarse del origen!  (Aprox. 1, 5m.)

Otros consejos para protegernos de estas radiaciones invisibles, inodoras pero que interrelacionan con nuestro organismo son:

-Verificar que nuestra vivienda o espació de trabajo se encuentra alejada de una línea de alta tensión. Una distancia optima sería entre los 100-200m. A mayor distancia mayor protección.

-Verificar que nuestra vivienda o espacio de trabajo se encuentra alejada de una estación transformadora. A 20-30 metros los valores ya son bajos o nulos.A mayor distancia mayor protección. ¡Ojo si vivimos en un espacio colindante a una ET!

Tanto en un caso como en otro sería recomendable solicitar una medición. René ofrece mediciones completas o parciales de electrocontaminación

-Comprobar que nuestra instalación dispone de toma de tierra y que esta es eficiente por debajo de los 6 ohmios. Si desconoces este valor en René ofrecemos el servicio de análisis: Medición toma de tierra

-Comprobar que los interruptores de las lámparas de iluminación no están en desfase (el interruptor debe accionar el polo fase). Las lámparas que enchufamos y que traen el interruptor incorporado dependerán de la posición del enchufe. El interruptor cortará la fase o el neutro. Si es metálica todavía será más grande el campo por la inducción generada.

-Comprobar que no haya campo eléctrico o magnético en la cama y en la cabecera de la cama, lugar de trabajo, mesa de estudio o sillón. Es decir en aquellos sitios que pasamos un largo periodo de tiempo. Sobretodo comprobar que la cama no está en una pared colindante con algun electrodoméstico.

Muchos de estas medidas también requieren una medición previa. Consulta las  mediciones completas o parciales de electrocontaminación  que ofrecemos.

-Evitar cualquier aparato eléctricos y electrónico en el dormitorio. La contaminación electromagnética se considera más peligrosa por la noche, cuando el cuerpo está en reposo y por ello es más vulnerable. Evitar el despertador eléctrico conectado a la red y cualquier otro aparato eléctrico enchufado aunque apagado. El despertador eléctrico, debido a la corta distancia a la que se le coloca y el transformador que posee, emite una elevada radiación sobre las personas mientras duermen.

-No usar lámparas de mesita de noche con estructura metálica salvo que tengan toma de tierra. Una forma segura es colocar un desconectador bipolar entre el enchufe y la lámpara.

-Usar ordenadores con toma de tierra.

-Usar bombillas LED o halógenas de resistencia de bajo consumo. Como por ej. Las bombillas sin obsolescencia programada. Evitar las bombillas fluorescentes (bajo consumo) o halógenas con regulador.

-Al cocinar con inducción no permanecer estáticamente frente al fuego. Mejor ir yendo y viniendo ocasionamente para controlar los alimentos. A nosotros nos gusta mucho la olla Hotpan que permite reducir el tiempo de cocción al fuego porque cocina tan solo 1/4 de la cocción al fuego. Si reducimos el tiempo tambíen reducimos la exposición. El resto se cocina fuera del fuego dentro de un bol térmico.

precauciones-frente-lf-rene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No utilizaremos los datos proporcionados en este formulario para añadirlo a ninguna lista de correo. Puede consultar aquí nuestra Política de privacidad y protección de datos.