rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

Un termómetro en la cocina

No es muy habitual disponer de un termómetro en la cocina, a excepción de las cocinas profesionales. Aunque estamos familiarizados con los  termómetros para conocer la temperatura interior y/o exterior de un espacio o bien para vigilar la evolución de la temperatura cuando hay fiebre, en la cocina no son tan comunes. Si nos interesa la cocina saludable, puede ser muy útil disponer de un utensilio como el termómetro. ¿Para qué nos puede servir?

-Si freímos, nos permitirá controlar la temperatura del aceite. Por encima de los 180ºC-200ºC se forman sustancias tóxicas y cancerígenas como las aminas heterocíclicas. (Las elevadas temperaturas degradan  los aminoácidos de las proteínas formando sustancias tóxicas mutágenas. “Alimentación inteligente, cocina saludable”, Antonio Palomar Ed. Txalaparta.)

-Si practicamos el DIY (DoItYourself) y elaboramos en casa productos como las cremas de frutos secos, queso fresco, cerveza…El termómetro se hace imprescindible. Hace unos días preparamos una crema de sésamo. La temperatura de la crema después de 20 minutos de funcionamiento del procesador superó los 60ºC. El termómetro es una guía para alternar el funcionamiento y el reposo para evitar temperaturas elevadas que lo único que hacen es reducir la calidad de los nutrientes.

-Si practicamos el crudiveganismo también puede ser muy útil. Las batidoras son imprescindibles y batir muchos minutos puede generar un calor no conveniente e inecesario.

El termómetro multiusos de Lacor dispone también de alarma y de temporizador. La sonda se encuentra en una varilla de acero inoxidable 18/10 de longitud 30 cm. con un clip fijador que se adapta a diferentes gruesos y alturas de recipientes.

Sin obsesionarse, te animamos a controlar la temperatura de tus cocciones.