rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

¿Curar una sartén de hierro?

Las sartenes de hierro son nuestras preferidas: conocemos a la perfección su composición, son durables, resistentes y fáciles de reciclar. Nos gustan porque aunque no tengan una capa antiadherente podemos conseguirla. La antiadherencia se adquiere con el uso. Aunque se pongan negras y feas, ¡son las sartenes de toda la vida que veíamos colgadas en la cocina de nuestra abuela! Podemos acelerar la calidad antiadherente mediante el proceso de curado de la sartén. Recomendable antes del primer uso.

¿Cómo convertir nuestra sartén de hierro en sartén antiadherente ? ¿En que consiste el curado de una sartén?

Unta toda la superficie interior con aceite de cocina que no sea de oliva, calienta la sartén en el fuego hasta que el aceite empiece a humear, retirala del fuego, dejala enfriar y con un papel retira el aceite sobrante. Repite este proceso 2 o 3 veces.

En el vídeo que adjuntamos podréis ver a partir del minuto 1.40 un ejemplo de curado de sartén de hierro De Buyer.

Sería recomendable, para conservar el curado, no limpiarla con un estropajo duro de fibras metálicas. En caso de que sea necesario rascarla, porque nos hemos despistado, y hemos dejado la sartén en agua y se ha oxidado, ¡recupera tu sartén! ¡No la tires! Algunos clientes se asustan cuando aparecen manchas de óxido. Las sartenes de hierro son  “todo terreno”. Rasca bien el óxido con un cepillo metálico  y vuelve a empezar curando tu sartén.

[Fancy_Facebook_Comments]
Abrir Whatsapp
Whatsapp
¡Hola! ¿Podemos ayudarte?