rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

¿Gas, Vitro, Inducción?

Escoger una fuente de energía para cocinar los alimentos genera muchas dudas. Cierto es que no existe el sistema ideal. El sistema ideal está sujeto a diferentes condicionantes:

1-¿Qué fuentes de energía dispone mi vivienda??

No todo el mundo vive en un núcleo urbano con acceso a gas ciudad. Todavía existen viviendas en grandes urbes sin acceso a dicha instalación. Generalmente en los barrios antiguos. En estos casos y en muchas otras localidades pequeñas dónde no llega el gas ciudad, la capacidad de decisión se estrechan. Estas y otras limitaciones explican el éxito de la vitrocerámica y la inducción. Otros casos, cada vez más numerosos, las personas que buscan la autosuficiencia energètica. En estos casos, el gas butano aparece como primera opción ante las limitaciones de autoconsumo eléctrico. La cocina solar suele ser un respaldo, pero nos dedicaremos otro día.

2-¿Que fuente és la ideal para cocinar??

El gas, al producir llama, es la fuente de cocción que más recuerda a la cocina tradicional. ¡Es la fuente de energía de los nostálgicos! También es la más popular entre los cocineros profesionales, una gran razón para decantarse por el gas ¡Sobretodo para los amantes de la cocina!. El control de la llama, entre otros, es más preciso y su respuesta más immediata.

3-¿Qué esconden las fuentes de energía??

Queremos reflexionar sobre los puntos más oscuros del gas. Hace unos días estuvimos mirando la película Gasland. Nos aterrorizó el impacto ambiental de la extracción del gas por fracking y de ahí el gran debate de dependencia a los combustibles fósiles. Deberíamos recordar que el gas no es ecológico. El gas contamina el planeta. Ecológicas serían las fuentes de energía renovables. La producción de electricidad también ocasiona grandes impactos. El consumo de electricidad, hoy en día, es un 40% neto y un 60% bruto  Este año 2020, está mejorando la proporción con más renovables y se estima que llegaremos al 50%. En 20-30 años la estimación es del 100%. La producción de electricidad de forma autónoma, todavía tiene restricciones. Los precios son más asequibles pero tienen poco respaldo del gobierno  (+info). Nosotros recomendamos contratar energía verde mediante alguna de las compañías que ofrecen el consumo de energía eléctrica de fuentes renovables. En la tienda por ej. somos de Som Energia ¡Una opción más responsable!

4-¿Qué fuente es más eficiente??

El debate entre gas y electricidad, en este punto, lo gana el gas. De acuerdo a la Guía práctica de la energía publicada por IDAE (pag. 97), el gas sigue siendo más eficiente. Entre los sistemas eléctricos gana la inducción. ¡Ojo! Qué sea la fuente más eficiente no significa que sea la más barata. Todos los estudios indican que el gas irá aumentando su coste con el paso de los años.

5-¿Qué fuente es más saludable??

Las placas de inducción serían las más eficientes pero en términos de salud tienen un gran inconveniente. Generan altos campos electromagnéticos. Sino estás muy familiarizado con este tema, te recomendamos leer el siguiente artículo: Electrodomésticos y CEM.  Si al final te decides por ella, entonces te recomendamos no estar permanecer mucho rato frente a los fogones. Sobretodo no instalar la placa en una pared colindante con un dormitorio y en especial al cabezal de la cama. ¡Si eres un amante de la cocina entonces te convendria una faja protectora!. El gas requiere de buenas combustiones para evitar que inhalemos sustancias nocivas. Las revisiones técnicas son imprescindibles. Si la llama no es azul, ¡consulta rápido a un técnico!.

6-¿Qué fuente es más segura??

De vez en cuando, por suerte, cada vez menos, se escuchan noticias de explosiones de gas en viviendas. Generalmente se trata de descuidos y este es justamente una de las causas por las que muchas personas se decantan por la electricidad. Las placas vitrocerámica queman y cuando estan encendidas destacan por su color rojo pero una vez se apagan mantienen la calor y hay que tener cuidado de no tocar o poner nada encima. ¡Ojo con los niños!. Las placas de inducción en cambio no queman.

7-¿Qué fuente es más práctica??

Si muchas personas no se deciden por el gas, es por la cuestión de limpieza. Frente a las superficies lisas de las placas vitro e inducción no hay comentario alguno que hacer. El gas requiere también de la instalación de rejillas de ventilación que a veces pueden ser un inconveniente. El butano, tiene el inconveniente de la manipulación por el peso, el espacio que requiere y que si te olvidas de tener una bombona de recambio ¡Te quedas sin cocinar!.

8-¿Qué placa es más económica??

Las placas de inducción tenían un precio alto comparado con las de gas o vitrocerámica pero esta tendencia está cambiando. ¡No así los utensilios para cocinar! Este leve inconveniente junto a la necesidad de utilizar utensilios especiales decanta a muchas personas a seguir con las placas de gas o vitrocerámica. Además el coste de los utensilios para cocinar suele incrementarse en los sistemas de inducción. Vean por ej. los coste de las sartenes de Titanio que tanto éxito tienen entre nuestros clientes.

¿Ya tienes tu decisión? ¡Esperamos haberte ayudado! Para realizar esta entrada nos hemos ayudado de libros como: «Vivir sin tóxicos» de Elisabet Silvestre ED. RBA «Hogar sin tóxicos» de Carlos Prada. Fundación Vivo Sano y la colaboración de Toni Lluveras de Intiam Ruai, divulgadores de una nueva cultura energética mediante la formación en energías renovables, el ahorro energético y la eficiencia energética.

gas-vitro-induccion-rene