rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

Microondas, ¿Si?, ¿No?

El microondas es el más demonizado de todos los electrodomésticos.  Sin embargo muchos hogares lo consideran imprescindible. A continuación exponemos los argumentos por los que en René hemos decidido seguir exponiendo los microondas  La larga controversia entre el SI y el NO, parece que se decanta definitivamente por el SI:

No somos ninguna institución científica, aunque ciertos puntos los verificamos con personas cualificadas.  Divulgamos la información contrastada para que cada individuo ejerza su libre camino de forma responsable y saludable. “René tiene como objetivo poner al alcance de todo el mundo electrodomésticos y productos para el hogar que garanticen unos hábitos beneficiosos para la salud y respetuosos con el medio ambiente. A partir de un asesoramiento contrastado y honesto ofrece la solución más adecuada a los requerimientos que recibe, y que cuenta con un catálogo de productos que han sido seleccionados bajo probados criterios de calidad, eficiencia, y compromiso hacia un consumo responsable y saludable” (Relato de marca-René)

En René partimos de la base que los electrodomésticos y otros utensilios del hogar no son ni ecológicos ni saludables. No comercializamos con naranjas de las que sabemos si su producción es ecológica y de proximidad. Los múltiples componentes de un electrodoméstico dificultan su trazabilidad. Ante esta evidencia, es responsabilidad nuestra consumir los más eficientes, los más durables, los que están fabricados en condiciones de trabajo responsables y respetuosos con el medio ambiente,  en países cercanos y mejor en el nuestro. Desde esta premisa analizamos los productos en René.

No somos amigos de las etiquetas ni de las afirmaciones y negaciones. En René ni confiamos ni desconfiamos de todo. No creemos en la ciencia cierta y en la verdad única. Creemos en la verdad de cada individuo respetando sus decisiones y su camino. Estas decisiones dependen de cada individuo: en función de su estado físico, emocional, mental, condiciones de salud y nivel de conciencia. No las podemos imponer. El debates es más amplio: Si un individuo sufre de electro sensibilidad no querrá saber nada de las  placas de inducción. Mientras que otro individuo muy preocupado por la salud ambiental y la eficiencia, no dudará en escoger una placa de este tipo para su cocina. ¡Todo es muy arbitrario! Una persona crudivegana seguramente demonizará no solo elmicroondas sino el horno y la placa. ¡Para una persona con SQM, una lavadora en casa puede ser un suplicio!

Investigando en los libros de salud en el hogar y de cocina casi siempre topamos con el demonio microondas por 2 motivos:

  • Desestructura los alimentos, desvitalizándolos.
  • No son estancos y emiten microondas al exterior.

Son muchos los libros de cocina que cuestionan este electrodoméstico pero también son interesantes otras visiones no tan dramáticas como:

    • La exposición de Montse Bradford en su libro: “La nueva cocina energética”, (pág. 19). En ella ni sentencia ni rebate su uso pero expone la dualidad del debate existente proponiendo  una medida de prevención con la que nos sentimos cómodos. ¿Vale la pena correr tantos riesgos? ¿Por qué nos seguir con métodos más naturales y sanos?
    • El debate sobre la desvitalización y restructuración de los alimentos es extensible a otras cocciones. Veamos el resumen del Prof. Felipe Hernández Ramos: “Que tus alimentos sean tu medicina” (Pág. 106). Transcribimos el siguiente párrafo: “Diferentes autores han puesto en evidencia que la cocción genera un gran número de moléculas complejas que no existen en estado natural, cuyas propiedades y destinos aún son desconocidos. Estos especialistas han demostrado que algunas de estas sustancias procedentes de la cocción son tóxicas o cancerígenas…Los azúcares se polimerizan, los aceites se oxidan, se polimerizan, se cíclica….” En el mismo camino el Dr. Seignalet expone en otras palabras: “Durante la cocción, bajo el efecto de la agitación térmica, las moléculas chocan entre sí, se rompen y se enganchan al azar a otras estructuras para formar nuevas combinaciones muy complejas, algunas de las cuales no se encuentran en la naturaleza”
    • Uno de los libros que nos ha causado más impacto por su posicionamiento frente al microondas es el del Dr. Antonio Palomar: “Alimentación inteligente, cocina saludable” (pág. 53) donde expone la siguiente afirmación: “El microondas no solo es un método sano de cocina sino que presenta ventajas con respecto al horno convencional”. Incluso se atreve a exponer una larga lista de ventajas frente a los hornos que os recomendamos consultéis en su libro. Solamente os dejamos con uno de sus ejemplos: “Las patatas precocinadas almicroondas antes de freírlas presentan un 60% menos de acrilamida que si las freímos directamente en la sartén.”
    • La definición en Wikipedia es muy extensa pero poco contrastada sin embargo es interesante el enlace a la OMS que frente al punto n. 2 expone: “La fuga alrededor y a través de la puerta de vidrio está limitado por el diseño a un nivel muy por debajo de los recomendados por los estándares internacionales. Sin embargo, la fuga podría ocurrir alrededor de hornos microondas dañados, sucios o modificados. Es por consiguiente importante que el horno sea mantenido en buen estado… La energía del microondas puede ser absorbida por el cuerpo y producir calor en los tejidos expuestos. Los órganos con una pobre irrigación de la sangre y control de temperatura, como el ojo o el tejido sensible a la temperatura como los testículos tienen un mayor riesgo de daño por el calor. Sin embargo, el daño térmico ocurriría solamente como consecuencia de largas exposiciones a niveles de muy alta potencia, muy por encima de aquellos medidos alrededor de los hornosmicroondas.”

Sus ventajas. Ocurre frecuentemente que la eficiencia y la salud no van de la mano. Existen numerosos ejemplos. También ocurre que hay más personas amantes de la eficiencia que de la salud y viceversa. El microondas ahorra entre un 60-70% de energía y mucho tiempo y limpieza de utensilios. Ahorrando en agua y lavavajillas.

El debate sigue entre científicos y expertos. Deberemos esperar como en tantas otras cosas hasta que se unifiquen criterios. Desde René hemos decidido impulsar la cocina Raw Food pero sin excluir ningún tipo de cocción. Cada uno debe ser responsable de sí mismo y en René esperamos ofrecer toda la información disponible.  Nosotros nos quedamos con la sugerencia del Dr. Seignalet de consumir un 30% de alimentos en crudo. No dictaminamos que cocciones deben ser eliminadas. ¡Cada uno que elija!

microondas-si-no-rene

Acabamos esta exposición con unas mini recomendaciones: -Si realmente puedes prescindir del microondas, seguro también podrás prescindir de las barbacoas y de las cocinas a altas temperaturas. -Si no puedes prescindir del uso del microondas, minimiza su uso a lo estrictamente necesario. Nosotros somos amantes del equilibrio. Un día usa el microondas, otro el wok, otro una barbacoa, otro la olla a presión, otro el vapor, el deshidratador, el horno… Eso sí: Cada día, no olvides, algo de crudo. -Si solo utilizas el microondas para calentar el agua, te proponemos que lo sustituyas por un hervidor de agua. -Si solo utilizas el microondas para calentar comida, te proponemos que lo sustituyas por un mini horno. -Cuando utilices el microondas, como medida de prevención, mantén una distancia de seguridad.