rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

Premio BAM para casa-refugio

Joan y Nuria, se habían enamorado de Capafonts, pequeño municipio de tan solo 120 habitantes, estratégicamente situado en la cima de un monte, en el mismo centro de la Sierra de Prades. Tuvieron la oportunidad de comprar una parcela en la ladera Norte del municipio y no dudaron en materializar su sueño de construir una casa-refugio. Un lugar donde aislarse, desconectar y disfrutar de la naturaleza del entorno. La parcela, en pendiente, goza de unas vistas magníficas con el inconveniente de que no goza de buen asoleamiento en invierno. La orientación de la vivienda era opuesta a las vistas, una situación poco favorable. Este condicionante, junto al us discontinuo de la casa-refugio, fueron razones suficientes para escoger un sistema constructivo basado en el aislamiento. Necesitábamos un cerramiento aislante para calentar rápidamente la casa y poder garantizar el confort durante las estancias intermitentes.

Situada a media ladera sobre uno de los bancales con menos pendiente, se desarrolla en planta baja, con una composición mínima respeto a habitabilidad, y aprovecha el bajo de la cubierta inclinada con un altillo destinado a dormitorio y baño principal. El vuelo hacia el norte de la terraza mediante una estructura ligera de madera, evoca la morfología de los avellaneros que se distribuyen por la parcela. Una vivienda unifamiliar aislada de 60m2 de superficie útil y 60m2 de terraza con un programa funcional que da respuesta al propósito de sus dos ocupantes habituales.

En esta ocasión, René participó en todo el proceso de diseño y construcción en BIOconstrucción con la colaboración de Marta Estalella, arquitecta.  Este proyecto ha sido galardonado por la Asociación Biorquitectura Mediterránea (Bam) como ganador ex-aequo y ganador del Premio Opinión en la categoría de Buenas prácticas o innovación en el uso de materiales naturales y tradicionales. Si queréis ver el proceso constructivo en imágenes clicar en el siguiente album de fotos: Casa-Refugio en Capafonts

La ubicación de la casa-refugio está condicionada por los parámetros urbanísticos. Mediante el estudio de geobiología, fue localizada una corriente de agua subterránea, que confirió la localización adecuada de sus estancias. La posibilidad de un terreno radioactivo reforzó la idea inicial de elevar la casa sobre el terreno y evitar la infiltración del gas radón en el interior de la vivienda.

Frente a las radiaciones artificiales no encontramos afectación alguna. La vivienda se encuentra alejada de cualquier fuente de emisiones contaminante y ruido.

Realizamos un trabajo de análisis previo de la climatología del lugar. Debido a las dificultades de aprovechar la radiación solar directa en invierno, procedimos a trabajar con criterios de buen aislamiento con el objetivo de que en invierno la casa se calentara a la mayor rapidez y se mantuviera caliente con poca climatización adicional. Escogiendo bajo este condicionante, la envolvente de paneles prefabricados de paja y madera portante de la casa EcoCocon

La vivienda se abre a sur para captar la máxima radiación solar en invierno. En verano el prominente alero la protege y se complementa con una fachada verde colgante y de hoja caduca, todavía en crecimiento, que a su vez permitirá protegerla a las vistas. Las ventanas enfrentadas favorecen la ventilación cruzada y a su refrigeración natural.

Se hizo un trabajo muy preciso con Alicia Tornos para analizar las cartas astrales de los clientes  y adaptar la vivienda a sus necesidades y no a nuestros caprichos. Este trabajo se mantiene hasta las últimas fases de acabados interiores, especialmente en los materiales de acabado y su color.

La vivienda se desarrolla en planta baja pero la cubierta inclinada permite aprovechar el bajo cubierta con un altillo destinado a dormitorio y baño principal. La vivienda se sitúa a media ladera sobre uno de los bancales con menos pendiente y vuela hacia el Norte gracias a una estructura ligera de madera que recuerda la morfología de los avellaneros que se distribuyen por la parcela.

La forma de la vivienda es muy sencilla y responde a  necesidades urbanísticas y económicas. Simplificar la construcción era una de las premisas del proyecto de presupuesto reducido. Su forma rectangular respeta las dimensiones de la proporción áurea determinada bajo parámetros de geometría sagrada.

Todos los materiales empleados en la construcción son aptos en BIOconstrucción desde la madera de la estructura, los paneles prefabricados de paja y madera portante EcoCocon de la envolvente, los revocos de cal y arcilla en el exterior e interior respectivamente, las ventanas y puertas de madera exteriores de Biofusteria, los pavimentos de madera, el mobiliario de la cocina en madera maciza tratada con aceites vegetales Livos. Las pinturas utilizadas en la envolvente exterior e interior son minerales de la casa Keim.

Una estufa de leña  en invierno es la única fuente de calor adicional. En verano no dispone de aire acondicionado.  La vivienda funciona con energía eléctrica procedente de Som Energia. El sistema de recogida de aguas pluviales está preinstalado, a excepción del depósito. El objetivo es aprovechar el agua de la lluvia para el riego de toda la parcela. Las aguas residuales por obligación de normativa se depuran en la misma parcelada mediante un sistema de depuración biológica. La cocina funciona mediante una bombona de gas butano. Toda la vivienda goza de iluminación natural que se complementa con bombillas led y halógenas de bajo consumo.

casa-refugio-capafonts-rene