rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

¿Qué es un emisor térmico?

Un emisor térmico es un electrodoméstico diseñado para calentar la casa. Un equipo de calefacción que funciona como radiador fijo conectado a la red eléctrica, mediante un enchufe.

Su principal ventaja, frente a otro tipo de calefacción eléctrica, es que se puede programar gracias al termostato que lleva incorporado. Podemos programar la hora y la potencia permitiendo que, cuando lleguemos a casa, la vivienda esté a temperatura de confort, sin necesidad de que la calefacción esté funcionando durante todo el día.

Generalmente se venden como equipos de calefacción respetuosos con el medio ambiente. Al no consumir ningún combustible, no generan residuos ni emisiones de CO2 como las estufas de gas pero como todo aparato eléctrico sí que tiene un impacto ambiental. Siempre recomendamos optar por un proveedor de electricidad que utilice fuentes de energía renovables.

Los emisores térmicos no son la solución ni más eficiente ni más saludable pero muy práctica en ciertas ocasiones. Nuestra experiencia, de más de 40 años en el casco viejo de Barcelona, nos confirma que los emisores térmicos han sido una gran alternativa para viviendas con poca incidencia solar, envolventes ineficientes (poco aislamiento), sin cometida de gas ciudad, superficie reducida,  con poca ventilación exterior y en régimen de alquiler donde prevalece la inversión económica y la practicidad de que sea portátil en caso de finalización del contrato. Existen otras alternativas como las bombas de calor, más eficientes, pero con otras problemáticas ambientales. Ventajas y desventajas que  trataremos en futuras entradas.

Los emisores térmicos transmiten el calor, en gran parte, por radiación ¡El sol lleva años calentándonos por radiación! La radiación sería el sistema de calefacción más eficiente y saludable para calentar una casa. (Ver entrada Calefacción saludable)

Según el tipo de resistencia interna que presenten existen tres tipos:

  1. Emisores térmicos sin fluido: Tienen la ventaja de que se calientan muy rápido. Sin embargo, tienen la gran desventaja de que ese calor dura poco tiempo.
  2. Emisores térmicos de fluido: Tardan un poco más en calentarse si los comparamos con los de sin flujo. Sin embargo, también consiguen conservar el calor mucho más tiempo.
  3. Emisores térmicos cerámicos: Dispone de una gran conductividad y una inercia térmica muy elevada. La mejor opción de emisor térmico para estancias prolongadas. La única desventaja que presentan es que son más lentos a la hora de alcanzar la temperatura máxima.

Nosotros trabajamos mucho con los  emisores térmicos ECO SENSOR de Haverland porque se fabrican en España y además tienen prestaciones que permiten ser más eficientes.

Compartimos a continuación, unas recomendaciones de uso para ser más responsables. eficientes y saludables.

¡Grácias Jane Davies por el dibujo!

Si no tenemos más alternativa que instalar emisores térmicos, recomendamos que para reducir el consumo de energías fósiles, contratemos una comercializadora de energía verde. Consulta esta entrada anterior: ¿Electricidad verde?

Revisar las entradas de aire y mirar de sellarlas. Un buen aislamiento reducirá notablemente el consumo eléctrico. Una solución fácil y económica es poner burletes en puertas y ventanas. ¿Cómo podemos detectar las entradas de aire? Encendemos la campana de la cocina y abrimos todas las puertas de habitaciones y sala. Ponemos las manos en las juntas de puertas y ventanas exteriores y notaremos las corrientes de aire que debemos sellar. Está comprobado que una envolvente más eficiente contribuye a un ambiente interior más sano.

Otras medidas más efectivas aunque requieren de mayor inversión son: aislar toda la envolvente exterior. Paredes, cubiertas o suelos en contacto con el aire. Si no hay aislamiento en la pared exterior, estudiar la posibilidad de aislar mediante insuflado de la cámara interior, si la hay, o bien trasdosando por el interior, sino existe cámara de aire. Si afrontamos una renovación comunitaria, considerar la posibilidad de aislar por el exterior toda la fachada. Empezando por las ventanas y las cajas de persiana. Substituir vidrios simples por vidrios dobles.

Tomar medidas de prevención frente a los campos electromagnéticos generados por los emisores. Insistiremos en mantener las distancias de prevención entre emisores térmicos y cabezales de cama, sofás y zonas de trabajo. Cuánta más distancia menor afectación. Mínimo 1,5m. ¡Ojo a los espacios colindantes!  Realizar una correcta distribución sobre plano previamente. Evitaremos dormir con la cabeza en una pared que al otro lado haya instalado un emisor instalado.

En la naturaleza no existe un lugar uniformemente calefactado. Deberíamos reproducir en el interior de nuestra vivienda el mismo efecto. La luz y la sombra en la naturaleza generan saltos térmicos que estimulan nuestro sistema inmunitario.

Recomendamos un medidor de temperatura, humedad y CO2 para controlar la calidad del ambiente interior. Todo aparato electrónico tiende a reducir la calidad iónica del ambiente. Un ambiente cerrado aumenta los niveles de CO2. A consecuencia de ello nuestro estado físico general se resiente. ¡Imprescindible ventilar!

  • Regular el termostato electrónico en 21ºC (temperatura de  confort). Por cada grado que subamos el termostato, se aumenta el consumo en un 8%, si subimos 2 o 3 grados aumentaremos entre el 16 y el 24% (datos IDAE)
  • Por la noche o cuando no estemos, mantener el termostato a 17º. Cuando salimos de casa deberíamos cerrar la calefacción siempre ( a no ser que marchemos 15-30 minutos).  Para mejorar el confort, si se quiere, se puede programar un rato antes de llegar para no encontrar la casa muy fría. Tener la calefacción encendida cuando no hay nadie en la casa y con el defectuoso aislamiento en general de las mismas es un derroche energético. Con el emisor de Haverland podemos programar estos ajustes automáticamente.
  • Con la función ECO-SENSOR el emisor térmico es capaz de reducir la temperatura de la sala en el momento que no detecta presencia, así como también en el momento que nos dejamos una ventana abierta. Gracias al control de consumo incorporado en la pantalla del emisor, podremos analizar el consumo en Kw y ver si hacemos un uso óptimo de los emisores.
  • Dejar entrar la luz del sol para ganar algunos grados es un gran recurso.
  • Ventilar a mediodía y no a las 7h de la mañana que el aire está helado.

Mantener limpios todos los rincones del emisor térmico. Recomendamos disponer de un pulverizador y  pulverizar con agua para arrastrar el polvo de los rincones donde no llega el paño.

que-es-un-emisor-termico-rene