rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

¿Qué es un procesador de alimentos?

Un procesador de alimentos es un pequeño electrodoméstico que sirve para transformar los alimentos. ¡Nuestro ayudante en la cocina! Un procesador no cocina pero tritura, bate, amasa, ralla, lamina o rebana. Son funciones que podemos realizar nosotros con nuestras propias manos o con utensilios muy básicos: cuchillos, tenedores, etc. Un procesador de alimentos es una ayuda en múltiples casos: para agilizar tiempos en cualquier cocina, en cocinas de familias numerosas o con muchos comensales, en personas enfermas o con poca potencia o fuerza, en aquellas amantes del DIY (DoItYourself-Hazlo tu mismo)…

El procesador de alimentos fue diseñado originalmente para triturar y cortar, pero con el tiempo se complementaron con otros accesorios para mezclar y batir. El primer procesador eléctrico fue diseñado en Alemania en 1947. Se trataba de una licuadora con muchos accesorios. En 1972 la compañía francesa Robot Coupe presentó un procesador de cocina llamado Magimix que se hizo muy popular rápidamente. En 1973, Carl Sontheimer creó una versión modificada para el mercado estadounidense llamada Cuisinart.

De todos los procesadores del mercado nosotros somos muy «fans» del procesador Magimix por su durabilidad, potencia y facilidad de uso. ¡Solo tres botones! Encendido – Apagado y Pulse (botón de funcionamiento intermitente). Existen más procesadores en el mercado pero que reunan tantos de los criterios con los que nos gusta clasificar los producots como: facilidad de uso, eficiencia, durabilidad y proximidad (fabricados en Francia)  lo desconocemos.

¡Grácias Jane Davies por el dibujo!

Un procesador de alimentos generalmente tiene varias partes:

-Bloque del motor con selector de programas.
-Juego de cubetas con diferentes capacidades que encajan una el interior de otra.
-Juego de accesorios específicos para cortar y triturar, laminar, rallar, batir y amasar.
-Tapa

Un procesador de alimentos requiere de un espació amable en nuestra cocina. ¡No sirve tenerlo guardado! Ideal es que tenga su espació útil asignado en la superficie de trabajo. Aparte del espacio necesario para el aparato, se precisa de un espacio extra para guardar todos los accesorios. No se usan todos simultáneamente. Cada tipo de procesador requiere un tipo de accesorio por eso generalmente se acompaña el aparato de un cofre de accesorios.

Las funciones de un procesador de alimentos se resumen en:

Triturar: Desde picar hasta moler. La versatilidad de la cuchilla de triturar es muy amplia. Posiblemente, ¡el accesorio estrella!. También emulsiona: ¡Ideal para mahonesa!. Son muchas las texturas que se pueden conseguir triturando.  En función del tipo de alimento y el tiempo de triturado obtenemos una picada, harina, crema, sopa o puré…Podemos picar cualquier alimento en mayor o menor grado: fruta congelada, hielo, verdura y fruta, carne, granos y semillas, hierbas, mezclas de alimentos.

Amasar: Este accesorio nos ahorra mucho tiempo de trabajo con las manos. En 5 minutos tendremos nuestra bola para una base de tarta, de pizza, pan, bollería, etc, Sirve tanto para pastas que requieren levadura como las que no requieren.

Batir: ¿Te cuesta mucho esfuerzo montar claras de nieve? Este accesorio es ideal para obtener claras montadas y nata batida.

Rallar y laminar: Gracias a estas cuchillas de cortes especiales podemos preparar ricas ensaladas con frutas y verduras en pocos minutos. No solo eso, sino también podemos preparar nuestro propio queso rallado. Existen diferentes cortes y grosores: para rallar juliana, para cubos o bastones de patatas fritas…

Exprimir y licuar: Algunos procesadores como el procesador Magimix disponen de accesorios para poder elaborar zumos de cítricos y licuados. Una gran ventaja para ahorrar espacio en la cocina. ¡Un solo aparato procesa y licua!

  • Si tienes pan seco, prepara tu pan rallado
  • Si tienes queso seco, prepara tu queso rallado
  • Prepara tus harinas, triturando el grano de cereales
  • Prepara tu mantequilla a partir de nata montada
  • Convierte copos de avena, en harina sin gluten
  • Prepara un suave helado, a partir de fruta congelada
  • Pica tu carne o seitán para tus hamburguesas
  • Pica verduras para elaborar tártares y rellenos
  • Lamina verduras para preparar «carpaccios»
  • Elabora tus propias mantequillas o purés de frutos secos
  • Pica col-i-flor para obtener un saludable y nutritivo cuscus de verduras
  • Prepara tu pasta brisa a tu gusto
  • Prepara un rico humus de garbanzos, pesto de tomate, albahaca, etc
  • Tritura las pieles de cítricos para condimentar pasteles, ensaladas o para infusionar.

¡Seguro que puedes enriquecer nuestra lista! ¡Envíanos tus sugerencias!

En René nos gusta informar debidamente para que el consumidor escoja el utensilio adecuado a sus necesidades. Nuestra obsesión es que le saque rendimiento y evitar que su destino sea el abandono dentro de un armario. Entre un procesador de cocina, robot de cocina  y batidora de vaso existen ligeras diferencias que generan confusión.

La gran diferencia entre un procesador de alimentos y un robot de cocina es que este último también cocina. El procesador realiza todas las preparaciones y ayudas en la cocina pero no dispone de selector de temperaturas. Destacamos el Robot de cocina Cook Expert de Magimix

La gran diferencia entre un procesador de alimentos y una batidora de vaso es que está última solo dispone de la función trituración. Las batidoras de vaso están pensadas para elaboraciones con mayor cantidad de líquido: sopas, batidos, smoothies, etc. De todas formas existen batidoras de vaso en el mercado que por su potencia podrían casi utilizarse como pequeños procesadores. Con una batidora de vaso se pueden elaborar muchas preparaciones en función del grado de triturado y de la cantidad de líquido añadido.  Desde polvo seco hasta un batido o sopa. Destacamos por su verstatilidad de uso, las batidoras de vaso Blendtec

que-es-un-procesador-de-alimentos-rene