rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

Las 5 pieles de Hundertwasser

Cuando hacia el año 2006, nos iniciamos en la Bioconstrucción descubrimos la metáfora de las 3 pieles. Tan importante es la primera piel, la del cuerpo, como la ropa y la casa. Interactuamos con todo aquello que nos rodea. Profundizando en la obra del pintor austríaco Hundertwasser descubrimos que nos habíamos quedado cortos. Su teoría, más completa, define 5 pieles.

La primera de ellas es la nuestra, la epidermis; la segunda, la vestimenta; la tercera la casa, los edificios; la cuarta piel es la identidad, es nuestro entorno más próximo, nuestra familia, nuestro barrio o ciudad, en resumen, todo aquello ajeno a nosotros que nos ayuda a definirnos. Finalmente, la quinta piel es la tierra, nuestro planeta que con su atmósfera protectora nos permite vivir, generándonos un ambiente que nos aísla del resto del hostil y frío universo exterior.

Esperamos os guste esta aproximación a la figura de Hundertwasser. Necesitamos muchas almas Hundertwasser para transformar este mundo. Solo mediante la regeneración de nosotros mismos, la economía, las comunidades y la biosfera podremos conseguir una verdadera resiliencia. ¡Esperamos no llegar tarde!

La primera piel?

La piel es un órgano sensorial, un contenedor físico y un escudo inmune. Es un reflejo de nuestro estado de salud y nutricional. La piel es una envolvente que define el límite con el mundo exterior. Es un espejo de nuestro interior. La piel que representa nuestro yo, la conciencia individual. Nuestra superficie sensorial que permite la conexión con el exterior. Es un receptor de estímulos sensoriales. ¿Somos persones piel o personas coraza?

Hundertwasser (1928-2000) es un artista austríaco muy polifacético que empezó desarrollando la pintura pero llegó a ser constructor-arquitecto. Un humanista que dedicó su vida a crear la belleza mediante el arte y la divulgación de un estilo de vida muy afín al que hablamos en esta sección de hogar saludable: La armonía con la naturaleza es la clave de la felicidad. El camino es la belleza. Su obsesión era ayudar al hombre, mediante el arte, a vivir en armonía con la naturaleza para poder desarrollar su instinto creativo y preservar su libertad, identidad y derecho a la felicidad.

La segunda piel?

La ropa que cubre la piel biológica a quien cada individuo da forma según su voluntad. La ropa que nos protege y aísla y que define como el mundo nos percibe por eso representa  nuestra conciencia social.

Hundertwasser denuncia la uniformidad, la simetría y la tiranía de la moda. Era tan creativo y tan fiel a sus ideales humanistas que empezó a confeccionar la ropa con los recortes de tejidos para componer sus propias piezas de abrigo. Incluido los zapatos y accesorias. Su estilo reivindicaba la individualidad y la creatividad individual. Calzaba un calcetín de cada color, no planchaba la ropa. Él criticaba la rigidez de la línea recta por eso ni planchaba la ropa. “La línea recta es el verdadero instrumento de demonio, la ruina de la humanidad”

La tercera piel?

La casa, la extensión de la ropa. La casa como espacio que nos permite desarrollarnos como personas.

Un buen edificio para Hundertwasser tiene que conseguir dos principios: La armonía con la naturaleza y la armonía con la creatividad individual. Su objetivo o deseo es conseguir que el hombre pueda ejercer su derecho a vivir en espacios generadores de felicidad y en armonía con la naturaleza. Defiende el derecho del hombre a ejercer su creatividad en su hábitat. Un habitante tiene que tener derecho a salir a su balcón, a la fachada exterior que lo identifica y darle forma según sus preferencias (hasta donde su brazo llegue). Se considera un médico, especialista en el rediseño de las casas enfermas pero esto se define como médico del hogar.  Continuaremos hablando de su arquitectura en la próxima entrada: Las casas Hundertwasser porque su discurso nos inspira en nuestro proyecto de Casas con Alma

La cuarta piel?

La familia, la ciudad, la comunidad, la conciencia colectiva. La identidad no está conformada solo por quién somos. También de quienes nos rodeamos, siendo la familia y los amigos el círculo menor, ampliándose hacia la vecindad, la región y el país.

Para Hundertwasser la identidad es la suma de todas las experiencias, pasadas por el filtro de la percepción individual. Era hijo único y tenía una relación muy estrecha con su madre. Su familia biológica se desvaneció con la muerte de su madre pero estableció vínculos con otros artistas con los que viajó por todo el mundo. Le obsesionaba profundizar en la identidad nacional por eso también su arte llega al diseño de banderas y sellos de correos.

La quinta piel?

El planeta, la atmósfera que protege el planeta tierra. El entorno mundial, la ecología y la humanidad.

Hundertwasser es un ecologista. A lo largo de su vida se dedica a la sensibilización del público mediante sus performances, discursos, manifiestos y pinturas. Hundertwasser tiene una hipersensibilidad por el medio ambiente. La naturaleza es la realidad suprema y una fuente de armonía. Su deseo más valioso és protegerla contra los atentados del hombre.

las-5-pieles-rene

[Fancy_Facebook_Comments]
Abrir Whatsapp
Whatsapp
¡Hola! ¿Podemos ayudarte?