rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

«Un asunto tóxico»

«Un asunto tóxico« es el informe redactado por la periodista independiente Stephane Horel sobre el «tóxico» procedimiento en la regulación de los Disruptores Hormonales desde la CE. Repetimos el adjetivo tóxico porque un procedimiento tan oscuro no es merecedor  de otro calificativo. La CE debería velar por los intereses de la salud pública pero parece que vela por intereses económicos de lobbies y corporaciones fabricantes.

El miércoles, 10 de Febrero de 2016, tuvimos la oportunidad de asistir a la presentación de dicho informe por la misma redactora Stephane Horel en el Colegio de Periodistas de Barcelona. Acto organizado por Ecologistas en Acción.

Gracias a dicho informe podemos entender la compleja trama para impedir que la CE legisle dichos contaminantes. Si tenéis tiempo os recomendamos la lectura del informe completo o bien visualizar la presentación de Madrid. Descargar el informe completo: aquí

En escritos anteriores hemos informado de la problemática de los disruptores hormonales. ¿Todavía no conoces? En este caso te recomendamos visualices dos escritos anteriores: ¿Qué son los disruptores hormonales? y Disruptores hormonales: ¿Qué Qui Com? En este último encontraréis el enlace al documental (en catalán) sobre los mismos.

En resumen: ¡La UE está incumpliendo su propia normativa!. La normativa de la UE exige una legislación sobre los disruptores hormonales. Si una sustancia se identifica como disruptor endocrino debería prohibirse. La polémica surge cuando debe definirse e identificarse que es exactamente un disruptor endocrino. En esta punto no se llega a un consenso. Estos componentes se encuentran en muchos productos que nos rodean y entre ellos los pesticidas por eso la alarma se encendió entre las grandes empresas productoras y defensoras como los lobbies de la química y plaguicidas (CEFIC y ECPA) y corporaciones como BASF y Bayer. Tácticas muy diversas para desacreditar las investigaciones independientes y para derogar su aprobación impidieron que en el 2013 fuese aprobada la ley que debía legislar dichos componentes. Imaginaros estamos en el 2016 y no se prevé resolución hasta el 2017. ¡Un asunto muy tóxico! Como ha ocurrido tantas otras veces el tiempo se deroga para aprobar leyes que nos protejan. Casos bien conocidos: el DDT, el Amianto y el último el que estamos viviendo con el Cambio Climático.

La única esperanza es que a falta de normativas surgen iniciativas ejemplares en ciertos países como: Francia, Dinamarca y Suecia: En Francia se han prohibido el BPA en envases alimentarios y en el papel térmico. En Suecia existe el Plan Medio Ambiente Libre de Tóxicos para el 2020 y en Dinamarca siguen una estrategia nacional desde el 2002 que se desarrolla en 3 ámbitos: la investigación, conocimiento y regulación. Es de los pocos países donde se están llevando a cabo estudios sobre los efectos combinados.

En España estamos muy lejos la organización SESPAS (Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria) envió una carta a Ana Mato, la ministra de sanidad en esos tiempos quien rehuyó la misma alegando a que debía esperarse a la resolución europea.

Ante la inexistente legislación que vele por nuestra salud solo nos queda cuidar de nosotros mismos minimizando la exposición pero ¿cómo? Estamos rodeados en el aire por el tráfico, los pesticidas, en los utensilios, alimentos, objetos…Desde René tratamos de identificar que como mínino no exista BPA en nuestros utensilios. Fijaros siempre en la señal BPA FREE antes de comprar vuestros productos.

 

presentacion-un-asunto-toxico-colegio-periodistas-barcelona-608x608