rené soluciones para un hogar saludable y eficiente.

No hay productos en el carrito.

Defendemos la electrosensibilidad

Nos despedimos de este año 2018, compartiendo parte del texto de una carta que enviamos a un medio de comunicación especializado en electrodomésticos para exponerle nuestra disconformidad por el tratamiento del contenido de un artículo publicado en su revista que de alguna manera negaba la existencia de efectos en la salud en las personas por el efecto de las radiaciones electromagnéticas. Acabamos el año con buenos propósitos para seguir tejiendo una red de comercios más sostenibles, reponsables y al servicio de la sociedad. 

“Como tienda de electrodomésticos especializada en la Salud del Hogar, tenemos muchos clientes afectados por Sensibilidad Química Múltiple o Electrosensibilidad. Por respeto a la población afectada, que forma parte de lo que se conoce como enfermedades ambientales emergentes, como mínimo sería prudente, ante el complejo debate sobre los riesgos de la contaminación electromagnética y la gran controversia científica (según nuestras fuentes el 70% de los más de 25.000 estudios especializados existentes encuentran efectos en la salud), tomar las medidas de precaución necesarias. La intensidad del campo magnético de baja frecuencia disminuye su intensidad con el cuadrado de la distancia a la fuente emisora. Solucionaríamos muchos problemas con unas pequeñas medidas de prevención y divulgando estas en lugar de negarlas. Es evidente que las tecnologías nos han ayudado y nos dan bienestar pero sería adecuado divulgar como hacer un uso más saludable de las mismas. Se trata de disfrutar de todos los beneficios de la tecnología aplicando opciones que ayuden a evitar la exposición crónica a los campos eléctricos y magnéticos alternos, o las radiaciones de alta frecuencia, a dosis que actualmente se consideran bajas por las normativas vigentes.

Nuestra sensibilidad con el tema nació después de una mala experiencia en nuestro dormitorio. Dormíamos, no descansábamos, contra el motor de la  nevera de un piso vecino. Ante este hecho, fuimos documentándonos y las fuentes determinaron que la mayoría de médicos especializados en Medicina Ambiental coinciden que el 90% de las enfermedades y trastornos que padecemos actualmente tienen una causa medioambiental asociada a estilos de vida poco saludables y por exposición a factores de riesgo exógenos (ambientales). Entre ellos destacamos por su proximidad el Dr. Miquel Porta del Hospital Clínico, Médico y epidemiólogo. Investigador del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Barcelona y Adjunct Professor of Epidemiology, Gillings School of Global Public Health, University of North Carolina at Chapel Hill, EEUU. Por nombrar otro especialista, el Dr. Joaquim Fernández Solá, Coordinador de la Unidad de Fatiga Crónica del Hospital Clínico de Barcelona describe para el artículo ¿Qué es la Electrosensibilidad? (Artículo publicado en la web de la Fundación Vivo Sano) “el número de españoles que manifiestan una sensibilidad a los campos electromagnéticos, con síntomas como reacciones de la piel, dolor en el pecho, pérdida de memoria, mareos, acufenos, náuseas, nerviosismo, ansiedad, cansancio o dolor de cabeza podría llegar a cuatro millones”

Por esta razón, nos genera mucha inquietud la frase: “La gran mayoría de los estudios científicos presentados concluyen que este tipo de ondas no tienen incidencia directa en la salud en forma de enfermedad”.  A modo de reflexión compartimos un hecho que demuestra lo contrario ¿Por qué Suecia ya ha reconocido la hiperelectrosensibilidad como enfermedad? ¿Y qué decir de los 2000 estudios científicos recogidos por Bioiniciative que muestran evidencia entre la exposición a CEM y síntomas adversos de salud?

Recordemos que la comunicación intracelular e intercelular se realiza no solo químicamente sino también mediante ondas electromagnéticas. Todos los seres vivos son estructuras bio-eléctricas. La vida ha evolucionado con niveles insignificantes de radiación electromagnética. Con las nuevas tecnologías los niveles aumentan hasta 10.000.000 veces  el promedio natural. Ante esta evidencia, la siguiente frase también nos incomoda. “Además postula que las ondas electromagnéticas forman parte de la vida y que, así como hay artefactos que emiten este tipo de radiaciones, el Sol, la Tierra y la ionosfera también irradian ondas electromagnéticas”. Que sea natural no significa que sea beneficioso para la salud. Dependerá del tipo de radiación, de la dosis, del tiempo de exposición, de la sensibilidad persona, etc. Tomar el sol es esencial para mantener la salud del organismo, pero hay que evitar una exposición continuada a determinadas horas del día. Sentido común, que ha costado años poner en práctica como propuesta sanitaria y mientras se han visto incrementados los problemas de salud. Las radiaciones naturales son imprescindibles para la vida siempre que se evite una sobreexposición aplicando el principio de precaución. Con los CEM artificiales sería el mismo abordaje: usar la tecnología, evitando la exposición 24 horas sobre 24, día a día.

La vida humana se ha desarrollado en la tierra desde hace miles y miles de años y tan solo en un siglo hemos evolucionado tecnológicamente. Creemos que negar no es una actitud ni co-responsable ni proactiva. Desde René tratamos de divulgar, asesorar y acompañar a nuestros clientes en estos nuevos conceptos a los que deberíamos familiarizarnos todos los vendedores de electrodomésticos.  

Respecto a la OMS nos consta que en el año 2011, el 31 de Mayo, la OMS catalogó la Contaminación Electromagnética (CEM) como “Potencialmente cancerígena” y la clasifica en la categoría 2B, en la que se encuentran también el plomo, el benceno el tabaco y el café. Hemos de saber que el 80% de la financiación de la OMS es privada, de las grandes empresas multinacionales (farmacéuticas, telecomunicaciones, alimentarias, etc.)

Por último ¡ojo a la aplicación del 5G! Aunque se digan desde fuentes como el CCARS, donde ustedes se documentan, que no existen riesgos de la contaminación electromagnética, las futuras redes 5G supondrán un incremento de la exposición electromagnética. Por ello 180 médicos y científicos de 36 países han escrito una carta pública a la Unión Europea pidiendo una moratoria en su implantación.

A continuación adjuntamos una relación muy escueta de algunos estudios científicos. Algunos avalados por la UE:

  • La contaminación electromagnética-Pedro Ledesma Rodríguez – Asociación Tarifa contra el Radar.
  • Proyecto Réflex- Financiado por la UE colaboran 12 universidades de 7 países. Empezó en el 2004 y debía durar hasta el 2010. Se paralizó al año ya que constataron que la exposición a campos electromagnéticos de baja frecuencia tenía efectos genotóxicos: se rompen los enlaces de las cadenas de ADN
  • Informe Bioiniciative-Informe respaldado y validado por la Agencia Europea de Medio Ambiente. Es un metaestudio de más de 2000 científicos. Se publicó en el 2007 y se actualizó en el 2012. Lo realizó un equipo de trabajo de 14 investigadores de prestigio internacional. Científicos, médicos y expertos en Salud Pública. Constató los daños de la Contaminación Electromagnética a nivel molecular, celular, tisular, orgánico y sistémico entre otras afectaciones.
  • https://www.comb.cat/cast/actualitat/publicacions/bonapraxi/praxi30_cast.pdf
  • http://www.emfcall.org/the-emf-call/. Científicos de prestigio internacional y  ONG piden límites verdaderamente protectores para la exposición a campos electromagnéticos (100 kHz a 300 GHz)
  • http://www.peccem.org/DocumentacionDescarga/Cientificos/Declaraciones/170913_scientist_5g_appeal_final.es.pdf
  • http://www.avaate.org/spip.php?article2785″

Gracias Elisabet Silvestre por la revisión del texto y  Slava Bowman por su foto en Unsplash

defendemos_la_electrosensibilidad

[Fancy_Facebook_Comments]
Abrir Whatsapp
Whatsapp
¡Hola! ¿Podemos ayudarte?